viernes, 4 de marzo de 2016

REGRESIONES EN COSTA RICA– PREGUNTAS FRECUENTES

REGRESIONES  EN COSTA RICA– PREGUNTAS FRECUENTES
Ricardo Vilchez Navamuel

Parece ser que la primera vez que tomé conciencia sobre el tema de las regresiones,  fue a finales de los años 70’s, leyendo los libros de Lobsang  Rampa -seudónimo literario de Cyril Henry Hoskin- autor controvertido de 19 libros sobre temas diversos como religión, ocultismo, el aura, la vida en el Tíbet y algunos fenómenos paranormales. Lo que encontré en ellos sobre reencarnación, me llamó poderosamente la atención;  ahí se relataba de manera simple y amena, que hacían una serie de pruebas de vidas pasadas al niño que consideraban era el que sería sucesor del Dalai Lama. No importa en este momento si las historias relatadas por Rampa sean ciertas o no, lo importante, fue que me hizo meditar al respeto. 

Es bien conocido, que en diferentes épocas, culturas y tradiciones, la humanidad por milenios ha aceptado y aún acepta el concepto de reencarnación, en otras palabras; hemos vivido otras vidas. Es un tema recurrente, así que lo que aquí mencionamos sobre las regresiones y los recuerdos pasados, en realidad no es nada nuevo y hay abundante información sobre esta materia.

Intentaré más bien, responder algunas  preguntas frecuentes directamente de mi experiencia sobre esta práctica. La primera pregunta al respecto sería: ¿Qué es una Regresión? Las regresiones son experiencias que se realizan mediante hipnosis, ejercicios de relajación, acupuntura y otras técnicas para recordar momentos pasados   de esta vida o de otras vidas y así, resolver algunos problemas. Podemos decir, que es una experiencia que se practica desde la antigüedad y que en el presente, se ha vuelto muy popular debido a que los investigadores, profesionales y facilitadores de este estudio, han encontrado un efecto terapéutico para descifrar problemas; incluidos algunos que no  han sido resueltos por métodos tradicionales. En muchos casos, el proceso de resolución y de comprensión de esos problemas se da en forma acelerada, sin que se produzca perjuicio alguno. Además, de resolver algunos problemas de manera espectacular, tiene un efecto muy importante a nuestro juicio y es que, contribuye ciertamente al crecimiento y desarrollo personal –esto- al valorar y contrastar posibles y diferentes interpretaciones de la información que se desprende en las regresiones.

Para hacerse regresiones, no es requisito tener alguna creencia o ser seguidor de un sistema religioso, pues independientemente de esto, ellas se efectúan exitosamente aún en personas que afirman ser ateas o escépticas.  Lo importante acá, es resolver problemas, tener un mejor conocimiento sobre sí mismo y vivir con más armonía.

A esta técnica se le conoce también como “terapia de regresiones”. En lo personal me gusta llamarla “terapia del alma”; sin embargo, más bien es una auto-terapia, pues la persona que se hace la regresión; es la que tiene el recuerdo, visualiza la experiencia y experimenta su catarsis personal. Uno, al momento de hacer o conducir una regresión, funciona  más como facilitador, como guía, como consultor.
   
¿Qué saben y dicen los científicos al respecto?  Desde hace más de 60 años, científicos e investigadores en todo el mundo, han hecho publicaciones de sus investigaciones con resultados sorprendentes. Personas como  la Dra. en Psiquiatría de la Universidad de Chicago en Estados Unidos, Elizabeth Kübler-Ross, Doctora Honoris Causa por 28 Universidades de todo el mundo, investigó experiencias con enfermos terminales y comprobó y demostró que pueden mejorar las enfermedades  con solo considerar que el ser humano es una dualidad alma-cuerpo y que la muerte es un paso a un nuevo estado de conciencia; Banerjee, Hemendra Nath, Director del Departamento de Parasicología  de la Universidad de Rajasthan en la India, investigó más de 2000 casos de reencarnación; el Dr. Ian Stevenson, psiquiatra y catedrático de la Universidad de Virginia en USA, analizó y comprobó miles de casos de niños que tenían recuerdos espontáneos de vidas anteriores. Edith Fiore Psicoterapeuta, escribió un libro destacado titulado “Usted ya Estuvo Aquí”; la Dra. Helen Wambach, psicóloga, investigadora científica sobre regresión a vidas pasadas y reencarnación; son solo algunos ejemplos que se han destacado en este tema. No debemos dejar de mencionar al Doctor en psiquiatría Brian L. Weiss,  que en los últimos años adquirió notoriedad por sus libros sobre regresiones, jefe del Departamento psiquiátrico del Hospital Mount Sinai de Miami, USA y profesor del Departamento de Psiquiatría de la Universidad de Miami. El libro más famoso del Dr. Weiss se titula: “Muchas Vidas, Muchos Sabios”.


¿Qué tipo de problemas se pueden resolver mediante las regresiones? Reducir el estrés, controlar o eliminar el dolor, la culpa, la ansiedad y los temores, liberar emociones reprimidas, curar heridas del pasado, fobias, etc. Contribuye a desarrollar talentos y desbloquear el potencial personal, desarrollar el sentido de responsabilidad, entender a nuestros padres y a otras personas cercanas, convertirnos en personas de acción más que de reacción y fundamentalmente contribuye a ser mejor como persona. Algunos trastornos como la esquizofrenia, psicosis, autismo, demencia y otros, lo recomendable es el tratamiento con psicólogos o psiquiatras.

¿Quién se hace una regresión? En la mayoría de los casos, la realizan personas que desean descifrar uno o varios problemas concretos que los perturban y les hacen la vida difícil. Algunas de ellas inclusive, ya han explorado los métodos tradicionales o convencionales y cansados de no lograr resolverlos acuden a lo que hoy se considera vías alternativas, por cierto cada vez más validadas por médicos, principalmente, los que reconocen hoy día que la farmacología está haciendo mucho daño.
También hay personas que desean hacer regresiones por curiosidad, porque han leído al respecto y les llama la atención el tema y otras, porque consideran que esto les permitiría un mayor conocimiento de sí mismas y por lo tanto contribuiría en su crecimiento y desarrollo personal.

¿Qué debería saber cómo mínimo una persona que desea hacer una regresión? Debe de estar segura de dos cosas: Primero tener la determinación para hacerlo, es decir estar segura de querer hacerlo y segundo, estar segura de con quién la quiere hacer. Estas dos cosas son básicas para lograr el éxito deseado. Es importante tomar en cuenta, que por razones que se desconocen un 70% de las personas que deciden hacer una regresión lo logran, mientras que un 30%, no. Estas estadísticas parece ser que son generales.

¿Quién hace regresiones? Al presente pocas personas se dedican hacer regresiones, sin embargo, conforme pasa el tiempo, descubrimos más personas que incorporan la técnica. Entre ellas encontramos sofrólogos, sacerdotes, psicólogos, psiquiatras y gente con actividades muy diversas. Al principio hubo resistencia de parte de muchos psicólogos para utilizar esta habilidad, pero hoy día sabemos que ya la están utilizando.

¿Por qué hace usted las regresiones? En nuestro caso particular, aprendí hacer regresiones en 1980. Me preparé en el campo de la hipnosis con mi amigo el sacerdote Alfonso Pizarro (q.e.p.d.), que ya hacía regresiones en aquella época aquí en Costa Rica; tuve suerte de aprender con él, porque era una persona muy precavida y cuidadosa.
Lo hago con un fin fundamental…el del AUTOCONOCIMIENTO. Es un medio, un instrumento o una vía que da acceso a nuevos niveles de conciencia. Lo hago con la intención deliberada de penetrar y al mismo tiempo ayudar a otros a comprender, lo que llamamos “LA DEMENSIÓN ESPIRITUAL DEL HOMBRE”, esa dimensión que intuimos existe y de la cual sabemos muy poco. También me ocupo de esto porque me gusta ayudar a la gente y estoy convencido, puede contribuir a resolver problemas de una manera relativamente rápida.



No hay comentarios:

Publicar un comentario